Boris Bork, el millonario ruso de Instagram que nunca existió - La Media Social
16702
post-template-default,single,single-post,postid-16702,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Boris Bork, el millonario ruso de Instagram que nunca existió

Boris Bork, el millonario ruso de Instagram que nunca existió

Fente : BBC Mundo

El famoso en las redes sociales Boris Bork con 18.000 seguidores en Instagram lo tenía todo, al menos en lo que respecta a lo material: viajaba en autos de lujo, comía en restaurantes de categoría, tenía su propio helicóptero y, por supuesto, varios ceros en su cuenta corriente.

Lo verdadero es que este personaje no es real; fue el resultado de un experimento de dos amigos que quisieron probar que no hace falta tener mucho dinero para crear a un personaje que llegue a ser toda una sensación en internet.

Foto de Boris Bork en Instagram
Foto de Boris Bork en Instagram

El consultor de marketing Roman Zaripov, de 23 años, dice que la idea surgió tras leer un artículo sobre cuánto dinero podría costar crear una estrella de las redes sociales.

Y asegura que en el texto decían que la cifra podía llegar a incluir «hasta seis o siete ceros».

Convencido de que sería mucho más barato, investigó en la red social rusa VKontakte hasta dar con alguien de mediana edad con un aspecto «fresco» que pudiera encarnar el papel de un millonario ficticio.

Fue así como dio con Boris Kudryashov, un jubilado dispuesto a seguirles el juego.

Estuvieron varios fines de semana tomando fotografías y publicándolas en Instagram, hasta convertir a Kudryashov -quien tiene una modesta pensión que apenas le alcanza (US$195 al mes)- en el «millonario» Boris Bork.

Parte de la campaña consistió en enviar una noticia falsa a los gestores de VKontakte.

Foto de Boris Bork en Instagram
Foto de Boris Bork en Instagram

Las diferentes fotos en su cuenta de Instagram reflejan un estilo de vida lleno de lujos y placeres que correspondería a una persona con una cuenta de banco bastante llena y con un carácter algo soberbio y engreído, no era más que una construcción social.

Zaripov cuenta que le llegaban unos 30 mensajes diarios a la cuenta de Instagram que creó, algunos de ellos para promocionar productos como marcas de ropa o aceptar regalos a cambio de publicidad.

Finalmente, después de seis meses, el joven reveló en una extensa publicación en Facebook la verdadera naturaleza del ya famoso «millonario».

«Todavía me sorprende cómo gastando apenas US$800 en dos meses puedes hacer que decenas de miles de personas adultas crean en una persona que no existe», explica.

Asegura que le impactó «lo fácil que es engañar a la gente y cómo quienes deberían comprobar la veracidad de la información que se publica en las redes sociales no suelen hacerlo».

Foto de Boris Bork en Instagram

 

¿De dónde proviene la inspiración para este proyecto?

No nos sorprende que la fuente de inspiración fuera el millonario Gianluca Vacchi, conocido como el gran bailador y energético en sus videos publicados en redes sociales.

Gianluca Vacchi

Las publicaciones de Vacchi, de 49 años, se han convertido en todo un fenómeno de Instagram.

Aparece bailando «La Mordidita», de Ricky Martín, en un enorme yate junto a una joven veinteañera, su novia Giorgia Gabriele, en videos que superan los tres millones de reproducciones.

Vacchi es uno de los principales fabricantes europeos de caravanas, y su estilo extravagante y pomposo triunfa en las redes sociales.