Evitando los errores más comunes en Adwords - La Media Social
17209
post-template-default,single,single-post,postid-17209,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Evitando los errores más comunes en Adwords

SEO

Evitando los errores más comunes en Adwords

La tecnología en Adwords puede ayudarnos a incrementar el número de impactos de nuestro proyecto web. Gracias a este conjunto de herramientas podemos posicionarnos por encima de nuestros competidores en lo que puede considerarse como un auténtico tiempo récord, pagando a un determinado coste cada clic.

Esto es lo que se conoce como una estrategia de posicionamiento SEM y tiene toda una serie de diferencias con el posicionamiento SEO, pero la más diferenciadora es aquella relacionada con el coste. Y es que, en principio, las técnicas de posicionamiento seo no son de pago, mientras que sí que lo son las de SEM.

El posicionamiento SEM no es permanente: en el momento en el que dejemos de pagar por él, nuestra web desaparecerá por completo de las posiciones que había conseguido por la publicidad. El seo, siempre y cuando seamos capaces de cumplir con las directrices de los buscadores, sí que se considerará como algo permanente.

Si no consigues tener éxito con tu estrategia de Google Adwords, probablemente estés cometiendo algún error importante. A continuación, vamos a destacar los más populares:

Destino de la campaña: Un error muy habitual es que nuestra campaña enlace directamente con la página principal de nuestro proyecto web. Esto no suele recomendarse porque el usuario buscará un servicio o producto en concreto, y por ello, debemos dirigirlo directamente a la página en la que se oferta. Si no lo hacemos, se corre el riesgo de que vayan directamente a un tipo de producto/servicio que no es lo que buscaban.

Supongo que el cliente está buscando “coches teledirigidos infantiles” y que nuestro enlace le lleva a nuestra web genérica de “juguetes infantiles”; puede que algunos de estos clientes no quieran perder el tiempo buscando esa sección y directamente abandonen la página.

Mala segmentación del mercado: Un error de principiantes consiste en pensar que cuanto más público abarquemos, mayores probabilidades existen de que tengamos éxito… Pero nada más lejos, debemos de respetar ciertos límites (tanto de edad, geográficos, de gustos…). De esta manera reduciremos significativamente el coste en publicidad, pero a la vez, conseguiremos maximizar las ganancias.

Equivocarse con el presupuesto: Otro error bastante característico es no realizar un presupuesto adecuado de nuestra campaña de Google Adwords. Por ejemplo, si tenemos un presupuesto demasiado reducido, probablemente nuestros competidores no tardarán en dejarnos atrás. Sin embargo, tampoco hace falta gastarse miles y miles de euros para tener resultados, especialmente en el principio ya que nos podemos arruinar sin tan siquiera darnos cuenta de ello.

No establecer las palabras clave negativas: Al igual que tenemos que establecer aquellas palabras clave que tienen relevancia con nuestro negocio, también hay que establecer aquellas con las que no queremos que se nos relacione.

Por ejemplo, si estamos vendiendo “pasteles sin azúcar”, quizá queramos evitar el término de “pasteles con azúcar”.

Si evitas estos cuatro errores clásicos, te auguramos los mejores resultados.



Abrir chat
LaMediaSocial